Claves de una auditoría energética

Las auditorías están viviendo un momento de máximo auge porque las empresas han empezado a ser conscientes de su importancia. Pero ¿sabes lo que es una auditoría energética? Se trata de analizar y estudiar cómo un negocio o vivienda gestiona el consumo de energía. Esto es relevante para comprender los altos costes que pueden llegar en la factura de la luz y cómo poder mejorar la eficiencia.

Es por todos conocida la subida de precio que ha experimentado la electricidad. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hablan de cómo el precio medio actual que tiene un hogar roza los 100 euros cuando les llega la factura. A las empresas esto les preocupa sobremanera, pues no siempre pueden ahorrar ni prescindir de maquinaria o iluminación. Una auditoría energética es de gran ayuda.

Puedes elegir entre distintos tipos de auditoría energética

Dependiendo de lo que te gustaría que recogiese el informe posterior a la auditoría energética es importante que conozcas los diferentes tipos. El primero es el más sencillo y económico en el que se analizan los datos básicos para hacer una evaluación superficial. A este tipo de auditoría se la llama preliminar o simple y no te ayudará demasiado en tu propósito para mejorar la eficiencia de tu negocio.

El segundo tipo de auditoría energética es la detallada o completa y esta sí que te será útil. Te ayudará a saber si el estado de tu empresa está repercutiendo en que las facturas sean tan elevadas. Asimismo, se realizará un análisis profundo del uso de la energía de la maquinaria. ¿Tendrás un negocio sostenible o te está suponiendo un coste que podrías gestionar mejor? Gracias a esta auditoría podrás tomar mejores decisiones.

Te ofrecerá propuestas de mejoras útiles para tu empresa

Además de la primera de las claves, la segunda tiene que ver con la propuesta de mejoras. Tras haber elegido el tipo de auditoría energética, recibirás un informe en el que se detallarán algunas de las acciones que podrías llevar a cabo para mejorar la eficiencia de energía. En el caso de la auditoría completa puede que incluso tengas una comparativa del ahorro que la implantación de esas medidas te va a suponer.

Esto es muy interesante, ya que la diferencia puede ser abismal entre lo que pagas ahora y lo que puedes abonar después. Construir plantas GNC/GNL, transformar tu flota de vehículo a gas natural o aplicar el GNV a tu compañía pueden ser algunas de las propuestas que se planteen en la auditoría energética. La verdad es que si tienes un negocio de transporte estos cambios te van a ayudar a reducir los costes.

Busca soluciones personalizadas

Algo muy interesante de una auditoría energética es que te va a proporcionar soluciones personalizadas y, también, actualizadas. Las personas que realizan este tipo de trabajo están al día de las nuevas ideas o propuestas para ahorrar en el consumo de energía. Así, por ejemplo, está el gas vehicular que tantos beneficios aporta. En Gas&Go ya hemos conseguido que empresas de transporte ahorren muchísimo.

Una auditoría energética no solo contribuirá a reducir los costes, sino a poner en valor tu propia empresa. El hecho de que puedas justificar que estás logrando una reducción de las emisiones que superan el 80% y que has invertido para conseguir que tu negocio sea sostenible te ayudará a incrementar la confianza en tus clientes. Una auditoría energética puede cambiar el futuro de tu negocio para mejor.

En Gas&Go queríamos hablarte de la auditoría energética porque sabemos lo importante y necesaria que es hoy en día. Nosotros continuamos trabajando para que el gas natural sea una propuesta de mejora y llegue a más empresas como la tuya. Sus reducidas emisiones, la flexibilidad en el repostaje y otras ventajas más las podrás conseguir con Gas&Go. El gas natural vehicular es el presente y el futuro.

No hay comentarios.

Agregar comentario