Las 10 claves de porqué el modelo de transporte actual no es sostenible

El transporte ha sido uno de los sectores con mayor crecimiento a lo largo de los años. Y es fácil darse cuenta de que este seguirá creciendo exponencialmente, con la presencia de nuevas tecnologías y el aumento de población. Por estas razones, la sostenibilidad de esta división se ha convertido en una prioridad, pero también en un verdadero reto. A pesar de los esfuerzos por buscar alternativas, estas han sido poco efectivas, y se debe a las siguientes razones....

1. Urbanización

Se calcula que más del 50% de la población se ubica en zonas urbanas. En la zona europea, esto compone el 80% y en España el 70%. Además, se espera que este porcentaje aumente rápidamente en los siguientes años. Todo esto tiene una consecuencia obvia: el crecimiento de necesidades de transporte público y privado. Asimismo, esto traerá consigo un aumento de gases tóxicos y contaminantes, que afectarán inevitablemente el medio ambiente y la sostenibilidad.

2. Combustibles derivados del petróleo

Aunque los medios de transporte componen uno de los mayores consumidores de energía en el mundo, este no es el directo causante de su falta de sostenibilidad. Se debe a su fuente de combustible derivado del petróleo. Estos, al ser utilizados, emite una gran cantidad de dióxido de carbono a la atmosfera. Se calcula que la cantidad podría ser incluso mayor a la emitida por grandes zonas urbanizadas, lo que refleja el peligro que representa para la salud ambiental.

3. Congestión

La urbanización, aparte de causar un aumento de utilización del transporte, también tiene una consecuencia que todos hemos presenciado. La congestión de vías se ha convertido en un tema común en cualquier ciudad, y aunque no parezca gran cosa, tiene un gran impacto ambiental. Se debe principalmente a los tiempos de espera. Ahora se hacen más paradas, más tiempo en el semáforo, y mayores tiempos de viaje. Esto aumenta el uso de combustible sin sostenibilidad.

4. Nocivo para la salud

Estamos tan acostumbrados al uso del transporte y de vehículos movilizados, que se nos ha hecho muy fácil ignorar las consecuencias de este medio con poca sostenibilidad. Para darte una idea de sus efectos, podemos tomar en cuenta las declaraciones de la fundación Thomson Reuters. Establecieron que el cigarro reduce la esperanza de vida en 1.6 años, mientras que la quema de combustibles la acorta en 1.8 años. Esto es incluso peor que enfermedades letales como VIH.

4. Enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias son, en su mayoría, relacionadas con una mala calidad de aire. Este es, por supuesto, causado por un transporte con poca sostenibilidad. Exponerse a este por largos periodos de tiempo facilita que diferentes infecciones sean contraídas y desarrolladas. Y no solo eso: también es posible desarrollar enfermedades cardiacas y cáncer de pulmón, que tienen consecuencias más graves.

5. Principal contaminante

Seguramente ya te hayas dado cuenta, pero es absolutamente necesario recalcarlo. Incluso con la gran cantidad de industrias, objetos y electrodomésticos que contribuyen a la contaminación del ambiente, el modelo de transporte actual lleva la delantera. Los niveles de dióxido de carbono en el mundo se relacionan directamente con los medios de poca sostenibilidad como los autos a motor.

6. Costoso

Los medios de transporte no solo tienen graves consecuencias contra el medio ambiente. No, estos también toman una gran parte de la economía y de nuestros bolsillos. Cuando pensamos en soluciones de sostenibilidad, nos imaginamos alternativas accesibles y sencillas. Sin embargo, mantener y comprar combustible es mucho más costoso que comprar una bicicleta u optar por medios sostenibles como el tren.

7. Ruido

La contaminación ambiental no solo viene de los gases tóxicos, sino también del ruido. Los autos a motor son altamente conocidos por ser ruidosos, y esto puede tener tantas consecuencias en la salud como el combustible. En primer lugar, este medio de transporte utilizado en zonas urbanas es un contribuyente mayor a la contaminación auditiva, con niveles mayores a los 55 dB. Esto causa estrés e interrumpe el sueño, demostrando poca sostenibilidad.

8. Poco suelo natural

En las ciudades, más del 60% de suelo se encuentra conformado por carreteras y calles destinadas a ser utilizadas por los medios de transporte. Si lo piensas muy bien, te darás cuenta de que estos espacios podrían ser utilizados para hacer zonas verdes y otros espacios abiertos. Sin embargo, el actual modelo sin sostenibilidad se ha encargado de monopolizar los mapas y restar espacio a otros medios.

9. Consumo de espacio

Con el punto anterior, es obvio que el sistema de transporte actual consume mucho espacio. Sin embargo, esto tiene otras consecuencias: el uso de medios con mayor sostenibilidad también es imposible. Las carreteras utilizadas por autos a motor actualmente, podrían ser utilizadas para bicicletas o trenes, que también podrían reducir la congestión urbana. Tomando esto en cuenta, alcanzar soluciones ecológicas también podría verse obstaculizado.

10. Consumo enérgico

La energía en España proviene en un 97% de combustibles fósiles. Y no solo eso, sino que el país depende en gran parte de la importación del mismo para poder abastecerse. El modelo de transporte actual no ayuda en nada al progreso enérgico, ya que es el principal consumidor de esta energía. Por lo tanto, los autos tampoco ayudan a la sostenibilidad de la economía, un aspecto que no debemos ignorar.

No hay comentarios.

Agregar comentario